Buscar
  • BCD

Este verano, Brilla, Cuídate y Disfruta viajando con BCD


Te mostramos las claves para hacer la maleta perfecta, cuidar la dieta y desconectar… aunque viajes por trabajo en verano

Aunque verano se asocia a vacaciones, los viajes de negocio también se realizan en la época estival. Y, si bien la maleta de un viajero corporativo tiene algunos básicos que no cambian de estación, sí conviene revisarla cuando llega el verano para no olvidar los imprescindibles.

  1. Ropa de abrigo. Parece una paradoja, pero lo cierto es que los catarros de verano asociados al aire acondicionado de los transportes son más que frecuentes. Por eso es obligado llevar en el equipaje de mano una chaqueta y/o un pañuelo con el que contrarrestar las posibles incomodidades de temperaturas demasiado bajas o corrientes de aire indeseadas.

  2. Repelente de insectos. Aunque viajemos a una ciudad y pensemos que vamos a estar todo el tiempo en transporte y en reuniones en interior, en algún momento pisaremos la calle. Con las altas temperaturas aumenta la presencia de mosquitos y otros insectos, por lo que conviene contar con algún repelente que nos ayude a evitar las posibles e incómodas picaduras.

  3. Traje de baño. Y si antes hablábamos de una prenda de abrigo, tampoco deberíamos olvidar su opuesto, es decir, un traje de baño. No es infrecuente que los hoteles elegidos para los viajes de negocios tengan piscina y, terminado el trabajo, podemos aprovechar para disfrutarla. Por supuesto, esto implica contar con un protector solar en el neceser.

  4. Tapones para los oídos. En verano aumenta la proporción de turistas en los medios de transporte, y, dado que van de vacaciones, suelen ser más festivos que el business traveller. Por eso, si queremos llegar descansados a la reunión, lo mejor es contar con unos tapones para los oídos que nos permitan aislarnos de conversaciones en tono elevado.

  5. Zapatos extra. Si siempre es recomendable contar con un par de zapatos extra, en verano mucho más: con el calor se resiente la circulación sanguínea, especialmente en las piernas, y los pies se hinchan. Por ello conviene disponer de un calzado más cómodo para combinarlo con el que llevaremos a las reuniones de trabajo.

La dieta ideal del viajero de negocios en verano

Otro aspecto fundamental que requiere especial cuidado en verano es la dieta. En BCD travel cuidamos del bienestar de nuestros viajeros, por eso hemos consultado con la nutricionista Belinda Alba, directora de los centros DietAlba, para conocer los aspectos esenciales que nos llevarán a alimentarnos mejor en los viajes corporativos de verano.

–¿Cuál es el principal riesgo que corremos cuando viajamos por negocios, en lo que a la alimentación y el cuidado de la salud se refiere?

–En los viajes de negocios hay dos riesgos importantes que son difíciles de evitar. Por una parte, en muchas ocasiones la limitación a la hora de elegir algo saludable, bien por la variedad o bien por estar condicionados por el entorno del grupo en el que se realizan las comidas y la forma en la que han sido cocinadas (habitualmente con más grasa y sal). Por otra parte, tenemos el consumo de alcohol que acompaña a estos eventos laborales, que incluso aunque no consumamos habitualmente parece que nos sentimos más obligados a hacerlo en este tipo de comidas o cenas.

–Los expertos repetís una y otra vez las claves para llevar una rutina nutritiva saludable pero, en el caso del viajero de negocios, que apenas tiene tiempo entre reuniones y desplazamientos, ¿hay alguna observación especial?

–Hay cuatro claves importantes que son: primero, beber agua principalmente; segundo, no tomar postre o en todo caso probar una porción pequeña; tercero, evitar las harinas, sobre todo las más refinadas, en la medida de lo posible; y cuarto, no es necesario ni obligatorio tampoco hacer cinco comidas al día, sobre todo si no vamos a poder evitar que las principales sean copiosas, por lo tanto si no se tiene mucho hambre o si la opción a tomar no es saludable, no pasa nada por saltarse la media mañana y la media tarde.

–En el verano se acusa más la retención de líquidos, que aumenta con las horas sentados en el asiento de un avión, tren o vehículo. ¿Cómo hacerle frente?

–Para combatir la retención lo mejor es el agua y evitar las comidas saladas, declarar la guerra a los snacks que nos ofrecen o comida ultraprocesada que está cargada de sal y potenciadores del sabor –que también empeoran la retención de líquido– y sustituirlos por alguna fruta o si fuera posible un vaso de gazpacho o zumo de tomate ya que el tomate tiene un gran contenido de potasio y ayuda a compensar las sales.

Tratar de levantarse con cierta frecuencia y dar unos pasos o mover las piernas también ayuda y, en caso de que sea una retención muy importante, se puede ayudar con alguna infusión diurética pero sin abusar porque forzar la diuresis de manera artificial no es recomendable.

Conéctate para desconectar

Y entre reunión y reunión… ¿qué tal si desconectas del ruido? Te proponemos un viaje musical con temas especialmente veraniegos que te llevarán en un vuelo directo a tu universo particular, esté donde esté. Sigue nuestra lista en Spotify… y prepárate a viajar con los sentidos:

https://open.spotify.com/playlist/7lrKFkG5tmrjLFp8MCPMFD

< Volver

#bienestar #viajeros #viajesdenegocio #viajesdeempresa #verano #bcdtravel #dietas #maleta #businesstravel

81 vistas

© 2023 por "Lo Justo". Creado con Wix.com